Cómo y cuándo debes aplicar tu Body Lotion

¿Importa el momento en el que decides hidratar tu piel? Sí. Mucho. Cada persona tiene distintos rituales a la hora de usar un Body Lotion: cuando sientes sequedad, después de la ducha, o en cualquier momento.

Muchos especialistas insisten en la necesidad de que el cuidado de la piel sea similar al de un tratamiento, es decir, con un orden y frecuencia que no varíen en el tiempo. De hecho, la gran parte del éxito en el cuidado de tu piel reside en cómo lo llevas a cabo.

Recuerda que la piel es un órgano más de tu cuerpo y se ve afectada por los constantes cambios de temperatura, humedad, el entorno y otros factores que influyen en la habilidad de la piel para absorber nutrientes.

Por tanto, existen una serie de pautas para asegurar que esta habilidad sea óptima:

  • Limpia e higieniza tu piel antes de aplicar cualquier producto de cuidado corporal.

    El mejor momento, es al salir de una ducha o baño, ya que tu piel estará limpia.

  • Muchos productos conviene aplicarlos con la piel húmeda.

    Así los ingredientes pueden penetrar en la piel mejor cuando se disuelven. Cuando la loción o gel se secan, es casi imposible que penetren.

    Ten en cuenta, que esto no se aplica a todos los productos específicos que requieran de una piel limpia y seca.

  • La piel, nunca fría.

    Evita usar productos con la piel fría, ya que los poros no estarán dilatados y evitas que se absorban los ingredientes.

BONUS: para asegurar la penetración de tu Body Lotion, haz pasadas firmes con el dedo corazón sin estirar ni frotar la piel. Después de que haya desaparecido la crema, da unos ligeros toques con la yema de los dedos por todo el área donde la hayas aplicado, durante medio minuto.

Tambien te pueden interesar
Cómo cuidar la piel de la cara en primavera
3 trucos para protegerte en verano
Kiwi y manzana: ¡recupera tus energías con estos zumos!